jueves, 11 de febrero de 2010

AGUJERO NEGRO


El cielo se nubla, con campos de algodón, algodón ambar violeta. La tormenta incia su rito al amanecer, su grito cortante y lleno de risas de placer exquisitas y filosas... la vegetación arma una ópera con sus ramas y hojas con la balada final del viento, que retumba insaciable contra las paredes de ladrillos castigados por el hombre mismo y su estilo. De pronto emerge agujero negro dentro de ese cuadro pintado en la pared, enredado de cables violetas y negros, hacia donde llega? lo conseguiré...

viernes, 5 de febrero de 2010

Es la Hora

Débil y desgraciado, fuerte y feliz, y asi se determina la redical de un embrollo, tal cual este o no; o sea otro embrollo diferente(ejemplo: si este embrollo es negro, otro embrollo diferente sería un embrollo rojo, si? se entiende?).
Es otra vez la maldita hora golpeando a la puerta de mi bunker, para ponerme inquieto. La maldita hora de doblar, seguir, doblar hacia el otro costado, o dar reversa. Todo y así como si fuera soplar y hacer botella, ella aparece para buscarte otra vez, tranquila y sedada como siempre y siendo su complemento yo; nervioso y excitado, para no ser menos.
Esta vez no saldré, ni voltearé ni siguiré.
Otra vez llueve, gracias

POLOS

Ves la luz... la dulce luz, vibraciones en el aire, átomos rellenos de cáñamo, dulces y salados.

Es tan fría que quema de tristeza y me envuelve con una manta de espinas; largas, muy finitas en sus puntas, penetrantes e hirientes de placer y piedad, que me sacuden y me tienden sobre lodo indigno, negro índigo, indigno y no-sobrio.

Tan cálida como un tierno roce epidérmico conjuntivo; ilícito o explícito, me congela junto a rocas ásperas sin oportunidad de escapar, una pequeña mosca atrapada, inmóvil en t
elarañas, eso es lo que en este momento vibra mi bobo que resiste las grietas que se generan en el paseo por este paraíso...